Fray Mariano Marianchich

Por Marlon Zambrano. Surgido de la esperanza, contradictoriamente en momentos en que nadie podía creer en ella y menos en el mismo epicentro que dio origen a la primera Gran Guerra del siglo XX, Mariano Marianchich Luich conoció un camino santo plagado de espinas, hasta que un pueblo noble en el confín del mundo le […]
A Fray Mariano Marianchich se le ve durante uno de los tantos procesos de remodelación de la plaza 24 de Julio.

Por Marlon Zambrano.

Surgido de la esperanza, contradictoriamente en momentos en que nadie podía creer en ella y menos en el mismo epicentro que dio origen a la primera Gran Guerra del siglo XX, Mariano Marianchich Luich conoció un camino santo plagado de espinas, hasta que un pueblo noble en el confín del mundo le abrió sus puertas, curó sus heridas y lo hizo su hijo adoptivo: Guatire.

Prácticamente nadie recuerda al Guatire bucólica de mediados de siglo sin la sutil sombra de un sacerdote franciscano que con carisma y pasión se entregó a los compromisos de la fe desde el 11 de julio de 1955 hasta el 19 de junio de 1978, cuando ejerció el cargo de máximo guía eclesiástico de la parroquia Santa Cruz de Pacairigua y Guatire.

Su currículo es lo primero que impresiona: a pesar de haber nacido en los Balcanes (Bosnia el 1 de junio de 1912) a escasos años de que se desataran los acontecimientos que dieron origen a la I Guerra Mundial, tuvo un periplo de atajos casi aventureros: estudió teología en Italia y Palestina y se ordenó sacerdote en Tierra Santa, Jerusalén, en la Basílica del Santo Sepulcro, la madrugada del 15 de agosto de 1936, cuando se calentaban motores para la segunda masacre mundial que tuvo especial ensañamiento contra judíos, gitanos y balcánicos. Luego estuvo en Egipto, en el vicariato apostólico, como secretario y Canciller, y hasta prestó servicio militar obligatorio en la Yugoslavia de 1939. De 1946 a 1950 ofreció servicios como presidente del Santo Sepulcro, otra vez en Jerusalén, hasta que en 1952 asumió como director del campo de refugiados palestinos en Beirut. Finalmente, en octubre de ese mismo año llega a Venezuela y se hace párroco de Aragüita hasta 1953 y desde ese año al ‘55 Párroco de Araira, de donde pasa a Guatire.

Luego de ejercer igual labor en Santa Lucía desde el ‘78, en el año 1998 se jubiló y se dedicó apaciblemente a desarrollar investigaciones históricas en los archivos parroquiales y civiles de esa población mirandina.

Murió el 19 de agosto de 2006 luego de sobrevivir 55 días alimentado sólo por la eucaristía y agua. No se descarta que en algún momento la iglesia venezolana solicite al Vaticano su beatificación.

De un hombre que vio tanto mundo en sus distintas facetas, a un religioso que sufrió los rigores de la permanente confrontación entre el bien y el mal, un franciscano aún enérgico vivió en Guatire como uno de sus infaltables, que supo ganarse a la feligresía y aún hoy es estimado como uno de los más importantes “guatireños” del siglo XX.

387total visits,1visits today

9 comentarios

  1. Hernan Lopez

    Este Sr fue un personaje para Guatire

  2. Julio Efrén Toro Sequin

    En esta imagen se aprecia parte del alero Sur de la iglesia Santa Cruz de Pacairigua, por lo que esa foto debe corresponder al proceso de desmantelamiento de la anterior Plaza 24 de Julio en la década de los 60, en la cual se construyeron tanto la Iglesia, como el Centro Cívico y el espacio que denominan Plaza y sirve para mostrar la estatua pedestre de nuestro Libertador Simón Bolívar!!

  3. Ana C

    De cierto digo le pedi a el Padre Mariano una suplica familiar y doy fe que el me ayudo en lo que le pedi, Dios me favorecio a travez de el, para mi es Santo.

    1. Ana C

      Quisiera a el que tenga fotografias del padre mariano de deje saber .

  4. mary guanchez

    caramba, la plaza a cambiado mucho? porque la imagen que esta detrás de la estatua es el Colegio Calixto Pompa,
    la ubicación me tiene confundida, ojala alguien de ustedes me pueda decir algo referente al tema. Tan bella Guatire, ojo, Guatire del ayer.

    1. Aníbal Palacios

      Era la plaza original, hoy la ocupa un feo, sucio e inoperante estacionamiento. La vista del Grupo Escolar, ubicado al este de la plaza, era cubierta por frondosos árboles. En el blog guatireysugente.blogspot.com encontrarás otra vista de la plaza.

  5. Yosmar Jesus Izturis

    CUANDO SERA ESE GRAN DIA EN QUE LOS GUATIREÑOS CONTEMOS CON UN MUSEO Y PODAMOS VER LEER Y SABER TODO SOBRE ESTE BELLO PUEBLO AL CREADOR DE ESTA PAGINA EN VERDAD LOS ANIMAMOS A QUE SIGAN ADELANTE ENSEÑANDO LA HISTORIA DE ESTE PUEBLO.

  6. Aníbal Palacios

    Corrección:
    El texto debe decir “… una de las pocas fotografías que NO le honran”

  7. Aníbal Palacios

    Una omisión y una alusión
    Excelente artículo muy propio de la excelsa pluma de Marlon; no obstante debo indicar que se omite un hecho que refrenda la guatireñidad, valga el término, del personaje que rescata y valora el mismo cronista: El padre Mariano pidió que su cuerpo fuese enterrado en Santa Lucía y su corazón en Guatire. Así, en misa oficiada por los Párrocos de ambas poblaciones el 13 de septiembre de 2006, la feligresía guatireña recibió el corazón de este personaje fundamental en la historia aldeana de los años 50, 60 y 70.
    La alusión va implícita en la fotografía que ilustra el artículo, que a mi entender es una de de las pocas gráficas que le honran por tratarse de la polémica destrucción, que no remodelación, de la Plaza 24 de julio, que dejó en su lugar un feo, sucio e inoperante estacionamiento. Por supuesto, se trata de una opinión personal y por ende sujeta a discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *