Guatire gozó un bolero

Una tarde de boleros que se escenificó en la biblioteca pública de Guatire el pasado viernes 13 de abril, puso a vibrar de emoción a los amantes del género romántico del Caribe.

Por Marlon Zambrano

Fotos de Luis Leal

Una tarde de boleros que se escenificó en la biblioteca pública de Guatire el pasado viernes 13 de abril, puso a vibrar de emoción a los amantes del género romántico del Caribe.

Con un aforo integrado principalmente por damas, la velada musical estuvo a cargo de varios reconocidos serenateros de Guarenas y Guatire, entre ellos la agrupación Otro grupo encabezada por el guitarrista Fernando Silva, quien se hizo acompañar en la lectura poética-biográfica del cantante y actor Carlos Miguel Carrillo y su madre, la también cantante y actriz Carmen Delia.

El nostálgico recorrido hizo escala en piezas emblemáticas nacidas en la cuenca caribeña, fundamentalmente Cuba, como Ódiame, Nuestro Juramento, Rayito de luna, Dos gardenias, etc., temas que se han vuelto parte del imaginario del despecho del venezolano, y la venezolana.

Rosario Colina Suárez, directora de la biblioteca, refirió que el encuentro fue un acto espontáneo que surgió sin mucha planificación pero sí mucha pasión, gracia a la disposición de Carrillo a exhibir un espectáculo de boleros que ha presentado en otras poblaciones.

Anunció Colina que en vista del éxito de la convocatoria, es posible que la tarde de boleros se convierta en una programación permanente, al menos una vez al mes, para beneplácito de los melómanos de la región.

Entre los asistentes emergió también la inspiración, y muchas de las presentes se transformaron en rutilantes estrellas a través de su canto, como la poeta Nancy Fernández y la cantante Sohira Manzo, quienes hicieron su aporte musical a la gala que permitió hasta echar un pie.

Los bis no se hicieron esperar, una y otra y otra vez, hasta que los funcionarios de la biblioteca se vieron forzados a iniciar el cierre de puertas y un tentativo desalojo que no llegó a más, pues la alegre concurrencia comenzó a salir, poco a poco, con el gusto de haber disfrutado de un espacio de sosiego y la promesa de que pronto, se repetirá.

1532total visits,2visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *