Soy Maestra, un poema de Mairet Cabrera

Un inspirador diseño curricular. Inspiración es la maravillosa, intangible y, en ocasiones, inesperada capacidad del ser humano para expresar emociones que a veces atribuimos a las musas. Ella nos permite transformar la sencilla y personal circunstancia de ver a alguien por quien sentimos afecto (o desafecto), un paisaje que nos atrae o, por qué no, un momento de rabia, impotencia e indignación, en un sentimiento colectivo. Son estos últimos elementos los que llevaron a la profesora Mairett Cabrera a desahogarse en una especie de respuesta pedagógica a un planteamiento político cuando el Director del Liceo Fernando Paz Castillo de Araira, cuestionó con acritud la preocupación de los docentes que consideraban importante la infraestructura física de un plantel en el proceso de formación educativa y les increpó: “No somos arquitectos ni ingenieros, dedíquense al contenido programático”. La respuesta de Mairett enaltece a los docentes que se dedican a la noble y dura tarea de deshacer entuertos en un escenario donde la vocación es mal vista y peor valorada. Se trata de una profunda reflexión que trasciende el momento, como en rigor se espera de las enseñanzas de una maestra. Aníbal Palacios B.

 Soy Maestra

Mairet Cabrera

Yo no soy ingeniera, pero tengo mis proyectos

Yo no soy arquitecta, pero cómo diseño

Yo no soy abogada, pero cómo defiendo

Yo no soy médica, pero cómo sano

Yo no soy economista, pero cómo analizo una inversión

Yo no soy contadora, pero mido los cambios de los recursos y los derechos

Yo no soy carpintera, pero cómo modelo un tronco

Yo no soy electricista, pero cómo permito que la energía fluya

Yo no soy herrera, pero cómo trabajo la dureza

Yo no soy periodista, pero cómo comunico

Yo no soy joyera, pero tantas piedras finas han salido de mis manos

Yo no soy sacerdote, pero he aconsejado tanto

Yo no soy muchas cosas… pero soy docente, pedagogo, formador…

Y quiero para esos Hijos que Dios me ha permitido tener

Un mundo hermoso, lleno de riquezas naturales y espirituales

Ética, valores, libertad, derechos, sabiduría, paz, amor

¿Qué más puede exigir un padre?

¿Qué más puede exigir un maestro?

Guatire, junio de 2008

3011total visits.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *